La tercera ley de Newton dice que por cada acción hay una reacción igual y opuesta. Cuando usted está de pie, realmente está aplicando una fuerza sobre el piso, y al mismo tiempo, ese piso aplica una fuerza ascendente igual y opuesta sobre su cuerpo.

Si sus empleados trabajan de pie la mayor parte del día, con el correr del tiempo, esa fuerza puede causar fascitis plantar, dolor de espalda, dolor en las piernas y trastornos musculo-esqueléticos (MSD). Las venas varicosas y otros problemas circulatorios también están asociados con permanecer de pie o caminando durante mucho tiempo.

Como empleador, usted puede aliviar estos problemas realizando algunos pequeños ajustes y proporcionando algunas herramientas que ayuden a minimizar los efectos de permanecer de pie por un período prolongado.

Qué necesitan saber sus empleados

Sus empleados pueden seguir estos pasos como ayuda para reducir el riesgo de lesiones:

  • Solicite esteras antifatiga para sus estaciones de trabajo. Estos proporcionan una superficie más blanda para estar de pie y reducen la tensión aplicada a la parte posterior del cuerpo.
  • Elija calzado que sea apropiado para el entorno de trabajo. Considere la comodidad, el peso, la ventilación y la cantidad de apoyo proporcionados por la suela y la porción superior del calzado.
  • Use plantillas contra la fatiga en el interior de los zapatos, especialmente para aquellos empleados que caminan en áreas extensas.
  • Notifíquele inmediatamente cuando el lugar de trabajo físico requiere atención, en situaciones tales como:
    • Esteras antifatiga que no recuperan su forma inicial después de aplicar y retirar la presión.
    • Estaciones de trabajo que obligan a los empleados a asumir posturas incómodas o antinaturales para completar el trabajo.
  • Cambie posiciones frecuentemente. Si es posible, alterne entre posiciones de pie y sentado. Desplace el peso de un lado al otro del cuerpo también puede ayudar.
  • Tome descansos programados: abandone el área de trabajo normal. Si usted ha estado sentado, camine alrededor del edificio o afuera. Si usted ha estado de pie, tome asiento en la sala de descanso.

En su reunión de seguridad

Converse con sus empleados sobre los desafíos que enfrentan en su lugar de trabajo particular.

  • Proporcione detalles acerca de los peligros en el lugar de trabajo que podrían ayudarle a seleccionar el calzado más adecuado.
  • Pídales que identifiquen los desafíos que enfrentan, obligándolos a trabajar en posiciones incómodas o permanecer de pie en un solo sitio durante mucho tiempo.
  • Investigue por qué ellos están trabajando en posiciones incómodas. Algunas veces la solución es tan simple como mover las cosas a una ubicación más conveniente.
  • Defina estrategias con sus empleados acerca de rotar diferentes tareas durante el día, que puedan tener diferentes niveles de demanda física.
  • Considere si ellos pueden realizar algunas de las tareas desde una posición sentada.
    • Usted podría considerar algo similar a un banco de bar, completo con un apoya pies, si ellos aún necesitan algún tipo de elevación.

El buen diseño de su lugar de trabajo y estar conscientes de las condiciones que crean incomodidad pueden ayudar a los empleados a permanecer de pie, ser productivos y mantener en marcha las operaciones de su negocio.

The above evaluations and/or recommendations are for general guidance only and should not be relied upon for medical advice or legal compliance purposes. They are based solely on the information provided to us and relate only to those conditions specifically discussed. We do not make any warranty, expressed or implied, that your workplace is safe or healthful or that it complies with all laws, regulations, or standards.