La nieve, el hielo, el agua nieve y los caminos mojados no son los únicos problemas cuando se trata de la conducción en invierno. En muchas partes del país, sus conductores también encuentran niebla y lluvia copiosa.

Las medidas preventivas y un poco de preparación pueden ayudarles a llegar seguros a sus destinos y de regreso, sin importar cuán impredecible sea el clima afuera.

Lo que sus conductores deben saber acerca de las condiciones climatológicas de invierno

Si sus conductores deben manejar en cualquier tipo de condiciones de invierno, ellos deben saber cómo reaccionar en los siguientes escenarios:

  • Siempre que un vehículo pierde tracción y comienza a derrapar, usualmente es mejor girar las ruedas delanteras en la dirección de derrape. En otras palabras, si la parte posterior del vehículo comienza a derrapar hacia la izquierda, suavemente gire el volante hacia la izquierda y golpee suavemente los frenos para detener el vehículo.
  • Si conduce sobre carreteras resbaladizas nunca mueva bruscamente el volante ni aplique con vigor los frenos.
  • Si conduce en condiciones de baja visibilidad, tales como niebla, maneje despacio y use sus luces bajas, aumente su distancia respecto del vehículo de adelante y considere salirse del camino y esperar a que mejore la visibilidad.

Lo que sus conductores deben hacer para prepararse ante estas condiciones

  • Siempre portar cadenas para llantas. Asegurarse de que sean del tamaño correcto para el vehículo.
  • Llevar consigo arena para tracción, siempre mantener un poco de arena en el vehículo. Las alfombrillas del piso pueden usarse también como una medida oportuna.
  • Asegurarse de que el vehículo esté funcionando correctamente.
  • Tener consigo un teléfono celular con carga, en caso de que el conductor se quede varado.
  • Asegurarse de que el vehículo tenga un tanque lleno de combustible y no esperar a llenarlo solamente para viajes largos.

Qué temas abordar en su reunión de seguridad

Dado que el clima invernal puede ser tan impredecible, asegúrese de que sus conductores estén preparados para cualquier cosa. Esto incluye:

  • Cómo instalar correctamente las cadenas de llantas.
  • Cómo inspeccionar los limpiaparabrisas, los faros delanteros, las luces de cola y las luces de freno para garantizar que funcionen correctamente.
  • Cómo verificar la presión de llantas y la superficie de rodamiento para garantizar que ambos estén en buenas condiciones.
    • Si no están en buenas condiciones, gestione la reparación antes de volver a utilizar el vehículo.
  • Cómo revisar el nivel de aceite y del anticongelante para asegurarse de que haya suficiente para el viaje por delante.
  • Antes de que sus conductores se suban a sus vehículos este invierno, haga que dediquen unos minutos adicionales para consultar las tres P de la conducción segura en invierno.

Recuérdele a sus conductores que deben mantener cargados sus celulares y proporcióneles lo siguiente para cada vehículo en caso de que alguien se quede varado:

  • Mantas y chaquetas de emergencia.
  • Herramientas y equipo de reparación.
  • Artículos de emergencia como linternas, baterías, luces de bengala y extintores.
  • Un chaleco reflectante de alta visibilidad para usarlo al estar fuera del vehículo.

Al seguir solo algunas medidas de seguridad en el vehículo preventivas y tomar precauciones adicionales detrás del volante, sus trabajadores tendrán más probabilidades de llegar a casa seguros durante los meses de invierno.

The above evaluations and/or recommendations are for general guidance only and should not be relied upon for medical advice or legal compliance purposes. They are based solely on the information provided to us and relate only to those conditions specifically discussed. We do not make any warranty, expressed or implied, that your workplace is safe or healthful or that it complies with all laws, regulations or standards.