Si usted sufre un accidente en su trabajo que involucre a sus ojos, una estación de lavado de emergencia de los ojos le puede proteger contra daños graves a la vista o la pérdida de la vista. Cuando usted trabaje con sustancias corrosivas, irritantes o tóxicas, o materiales que puedan dañar a los tejidos del cuerpo humano, es importante contar con una estación de lavado de emergencia de los ojos disponible de inmediato.

Las estaciones de lavado de emergencia de los ojos se pueden conectar a la plomería en una pared, o se pueden tener como estaciones independientes con soluciones para el lavado de los ojos en tanques o en botellas. Todas las estaciones de lavado de los ojos deberán poder alcanzarse dentro de 10 segundos desde las áreas en que la contaminación de los ojos pueda ocurrir. El camino a la estación de lavado de los ojos deberá estar libre de barreras, tales como puertas cerradas con llave o pestillos (se permiten las puertas de vaivén), equipos, almacenaje de materiales o desorden.

Todas las estaciones de lavado de ojos deberán inspeccionarse anualmente para cerciorarse de que funcionen correctamente. Las estaciones conectadas a la plomería requieren tazones limpios, cubiertas para proteger las boquillas contra el polvo y buena presión de agua. Se deben revisar las botellas y tanques de solución de lavado de ojos según las instrucciones de sus fabricantes para asegurar que no hayan vencido. Todas las estaciones de lavado de ojos deberán protegerse contra el congelamiento y contar con líquidos de lavado a temperatura ambiente o tibia. Al activar las manijas el líquido debe comenzar a fluir de inmediato. Los fluidos deberán fluir durante al menos 15 minutos, o en el caso de las botellas de solución, durante suficiente tiempo para llegar a una estación de lavado de ojos conectada a la plomería. Semanalmente se deberán revisar las estaciones de lavado de ojos conectadas a la plomería para asegurar que estén limpias y funcionando correctamente. Use hojas de inspección de revisión para registrar las inspecciones anuales, periódicas y semanales, y guarde copias de esos registros.

Aunque las estaciones de lavado de emergencia de los ojos son importantes en los sitios de trabajo, el uso de prácticas seguras de trabajo puede evitar la necesidad de utilizarlas. Infórmese sobre las sustancias químicas y materiales con los que trabaja leyendo las Hojas de Datos de Seguridad de Materiales (MSDS, por sus siglas en inglés) para obtener información sobre los peligros, precauciones y recomendaciones de equipos de protección personal (PPE, por sus siglas en inglés). Si usted trabaja con sustancias químicas que puedan salpicar, o con materiales que le puedan caer en los ojos, use anteojos de seguridad con resguardos laterales o gafas contra las salpicaduras. Sepa dónde están ubicadas las estaciones de lavado de emergencia de los ojos en su sitio de trabajo y cómo usarlas.

Si se lastima los ojos accidentalmente, láveselos de inmediato con agua o solución de lavado para los ojos durante al menos 15 minutos. Si su estación de lavado de los ojos o botellas no contienen suficiente fluido para operar durante ese período de tiempo, úsela temporalmente hasta que pueda llegar a una estación conectada a la plomería. Cuando comience a lavarse los ojos, ábrase los párpados y gire los ojos en todas las direcciones para que le entre la solución a todas las superficies de los ojos y debajo de los párpados. Busque atención médica lo más pronto posible después de lavarse los ojos.

The above evaluations and/or recommendations are for general guidance only and should not be relied upon for medical advice or legal compliance purposes. They are based solely on the information provided to us and relate only to those conditions specifically discussed. We do not make any warranty, expressed or implied, that your workplace is safe or healthful or that it complies with all laws, regulations or standards.