Las lesiones por punzonamiento en las manos o los dedos son las lesiones más comunes relacionadas con las pistolas clavadoras en la industria de la construcción. Sin embargo, cuando un clavo se descarga de manera no intencional o rebota, el cuerpo entero puede estar en riesgo. En algunos casos, las personas han sufrido parálisis, ceguera o algo peor.

Las lesiones causadas por pistolas clavadoras envían aproximadamente a 25,000 trabajadores de la construcción a las salas de emergencias cada año. Este riesgo de lesión puede ser reducido a la mitad al cambiar el modo de disparador a uno más seguro en la pistola misma, reduciendo grandemente las probabilidades de una descarga de clavo no intencional. El cambio del modo de disparador, combinado con algunas acciones de seguridad básicas para evitar perforarse sus manos y causar rebotes puede reducir los riesgos aún más.

Qué necesitan saber sus empleados acerca de los disparadores de las pistolas clavadoras

Casi todas las pistolas clavadoras vienen equipadas con diferentes ajustes de disparador. El más popular es el método de punta de contacto (o accionamiento por golpe). Este es también el más peligroso.

Con el disparador por golpe, el usuario mantiene presionado continuamente el disparador y una vez que la punta ejerce presión contra un objeto, se descarga un clavo. Es común que los trabajadores sigan manteniendo presionado el disparador al estar trabajando, incluso al desplazarse entre las áreas de trabajo. Si el usuario topa contra otro trabajador o tropieza y cae se podría disparar un clavo inesperadamente y lesionar al usuario o a alguien más en las cercanías. Si un usuario está trabajando en un espacio restringido la pistola clavadora puede topar con el trabajador o con una pared cercana durante el retroceso, liberando inesperadamente un clavo que podría golpear y lastimar al trabajador.

Alternativa, los modos secuenciales completos y el disparador de un solo disparo son los más seguros, porque estos permiten que la pistola solo descargue un clavo a la vez. El usuario debe restablecer el disparador antes de disparar el siguiente clavo, así que, incluso si el usuario aún tiene el disparador presionado y se topa con una pared o con un compañero de trabajo, no se disparará otro clavo. Los modelos de pistolas clavadoras antiguas quizá no tengan este ajuste. Aunque no es obligatorio sustituir estas en el lugar de la obra, sí se logra mayor seguridad.

Qué necesitan hacer sus empleados

Antes de conectar una pistola clavadora a su fuente de alimentación, el usuario debe ajustar la pistola clavadora al modo totalmente secuencial o de un solo disparo. Con algunos modelos, el usuario puede hacer esto accionando un interruptor, cuadrante o palanca. En otros casos, quizá sea necesario retirar un disparador y sustituirlo con otro. Este cambio, por sí solo, puede ayudar drásticamente a reducir los riesgos de lesiones en su lugar de trabajo.

En su reunión de seguridad

Demuestre cómo habilitar el disparador para el uso secuencial completo o de un solo disparo, y discuta por qué es más seguro que el modo de disparo por contacto.

Para reducir el riesgo aún más, refiérase a estos consejos de seguridad adicionales con su equipo:

  • Evitar disparar la pistola sobre nudos de la madera, clavos, correas y otros defectos en el material de trabajo. Esto puede causar que un clavo rebote y golpee a las personas que estén cerca.
  • Descargar la herramienta en dirección lejos de su cuerpo y lejos de sus compañeros de trabajo.
  • Usar equipo de protección personal (PPE) adecuado como gafas de protección, zapatos o botas de seguridad con puntera de acero y un casco de seguridad.
  • Mantener las manos a una distancia mínima de 12 pulgadas de los puntos de clavado en todo momento.
  • Desconecte la fuente de alimentación de la pistola clavadora antes de despejar atascos, realizar otro tipo de mantenimiento, pasarla a un compañero de trabajo, subir o bajar por una escalera y antes de dejar la pistola desatendida.

En el disparo inicial, los clavos se mueven a una velocidad de 150 pies por segundo. No hay mucho tiempo para reaccionar cuando algo sale mal. Al usar un mecanismo de activación más seguro y seguir los pasos precautorios quizás tome más tiempo para terminar el trabajo; pero también ayudará a reducir drásticamente el riesgo de lesiones.

Recursos

Nail Gun Safety: A Guide for Construction Contractors

Nail Gun Safety – National Institute for Occupational Safety and Health (NIOSH)