La pintura a pistola es una manera común y eficaz de proteger y embellecer partes, productos, vehículos y edificios. La pintura a pistola permite cubrir áreas grandes con capas uniformes de pintura de imprimación, pintura en sí, selladores y otros recubrimientos. Sin embargo, los trabajadores en operaciones de pintura necesitan reconocer y resguardarse contra los peligros asociados con los procesos de pintura a pistola.

Muchas pinturas, recubrimientos, catalizadores, selladores, endurecedores y solventes contienen sustancias químicas peligrosas. La exposición a estas sustancias químicas puede ocurrir durante el mezclado o durante el pintado a pistola del material, o al lijar o esmerilar. Aun ciertos solventes para la preparación y limpieza de las superficies pueden presentar peligros si no se manejan correctamente. Por lo tanto, los trabajadores deberán evitar el uso de solventes para limpiarse la pintura de las manos o de la piel. Se deben usar limpiadores a base de agua diseñados para uso en aseo personal.

Las sustancias químicas peligrosas presentes en los recubrimientos y los solventes pueden entrar al cuerpo de varias maneras. Los trabajadores pueden inhalar los vapores químicos al pintar, absorber la sustancia química por contacto con la piel o por inyección de la sustancia química por medio de equipos de pintura a pistola de alta presión. Los síntomas de exposición excesiva a sustancias químicas peligrosas incluyen náusea, erupciones de la piel y enfermedades a largo plazo tales como asma, cáncer de pulmón y sensibilización (volverse fuertemente alérgico a la pintura). Antes de comenzar a trabajar, los pintores a pistola deberán leer las Hojas de Datos de Seguridad (SDS, por sus siglas en inglés) correspondientes a las sustancias químicas que usarán, y también usar los equipos de protección personal apropiados, tal como gafas de seguridad, equipos de respiración (si están calificados desde el punto de vista médico, debidamente ajustados y capacitados) guantes o monos de trabajo para protegerse contra los peligros potenciales.

Ya que una ventilación adecuada es importante al trabajar con pinturas a pistola, una sala de pintura a pistola es una forma excelente de eliminar los vapores y desperdicios de la pintura de la zona de respiración del trabajador. Muchos recubrimientos contienen sustancias inflamables que quedan en suspensión en el aire cuando se pintan con equipos a presión sin la ventilación necesaria, tal como en una sala de pintura a pistola. Dichos vapores pueden acumularse y crear un peligro de explosión o incendio. Pero para proporcionar la máxima protección, la sala de pintura deberá recibir un mantenimiento apropiado, incluyendo limpieza periódica de los filtros y del exceso de pintura acumulada. Y para evitar incendios de sustancias inflamables se debe prohibir fumar y tener otras fuentes de ignición cerca de las operaciones de pintura, y las herramientas deberán ser clasificadas para ese uso y conectadas a tierra en las áreas de pintura a pistola.

Debido a que muchos de los equipos usados para la pintura a pistola y la preparación de superficies usan aire comprimido, los trabajadores deberán estar conscientes de que el ruido puede constituir un riesgo y por lo tanto deben usar protección para los oídos cuando trabajan con herramientas operadas por aire comprimido. Los equipos de esmerilado y lijado no sólo generan ruido sino también crean polvo de partículas finas, por lo tanto se debe aconsejar a los trabajadores que usen gafas de seguridad y máscaras contra el polvo o un respirador si se requiere y si están calificados para usarlo.

Al pintar con pistola tenga en cuenta la ergonomía. A menudo, los trabajadores deben sostener recipientes de pintura llenos y manejar objetos pesados y difíciles de manejar mientras pintan. El uso de pistolas de pintar bien balanceadas en la mano o el uso de carretillas o grúas para mover objetos puede reducir la posibilidad de accidentes o lesiones. También, se debe alentar a los trabajadores a que tomen descansos frecuentes y que se estiren para evitar esguinces y torceduras. Si los trabajadores están conscientes de la seguridad, en las operaciones de pintura a pistola y en sus cercanías, pueden evitar muchos problemas.

The above evaluations and/or recommendations are for general guidance only and should not be relied upon for medical advice or legal compliance purposes. They are based solely on the information provided to us and relate only to those conditions specifically discussed. We do not make any warranty, expressed or implied, that your workplace is safe or healthful or that it complies with all laws, regulations or standards.