Al trepar a un árbol para podar las ramas, los trabajadores están a merced del árbol y de su equipo de protección contra caídas. En pocas palabras, ambas cosas deben estar preparadas para el trabajo.

Sin embargo, las caídas siguen siendo una de las causas principales de lesiones y muertes entre los podadores de árboles. A menudo, estas lesiones y muertes ocurren porque el equipo de protección contra caídas está dañado, se utiliza incorrectamente o no se usa en absoluto. Las caídas también ocurren cuando equipo dañado o el árbol mismo se rompe con el peso del trabajador.

Pero usted y sus empleados pueden reducir al mínimo estos riesgos de lesiones con alguna preparación previa.

Qué necesitan saber sus empleados

Antes de comenzar a trabajar, un arborista calificado (QTW) evalúa cualquier árbol programado para poda u otro tipo de trabajo. Las ramas débiles y/o los troncos muertos o en descomposición aumentan la probabilidad de que el árbol se rompa, lo cual causaría la caída del trabajador al suelo. Nadie se debe trepar a un árbol a menos que el QTW haya determinado que el árbol es seguro.

Y, al igual que un QTW examina el árbol, sus empleados deben inspeccionar el equipo de protección contra caídas exhaustivamente.

Cada día, antes de iniciar el trabajo, busque roturas, materiales deshilados o rasgados, hebillas o ganchos rotos, espuelas y arpones gastados o dañados. Dado que sus trabajadores también utilizan cuerdas, sillas y otros equipos de protección contra caídas para trepar y bajar del árbol, y también para apoyarse mientras trabajan, existe riesgo adicional de daño. Por ejemplo, el desgaste y deterioro aumentan en la medida en que las cuerdas rozan contra el árbol. Hay también probabilidades de que una sierra pueda hacer contacto con una soga o con un cordón.

Además, el equipo de protección de caídas debe ser suficientemente robusto para soportar el peso del trabajador y el equipo que utiliza.

Qué necesitan sus empleados hacer y no hacer para permanecer seguros

Si una inspección revela algún daño al equipo de protección contra caídas, colóquelo fuera de servicio. El equipo de repuesto debe estar disponible por si algo se rompe.

Otras acciones de prevención de caídas incluyen:

  • No trabajar en árboles en mal clima.
  • No trepar portando objetos en sus manos. Izar las herramientas con un sistema de cuerdas o usar un cinturón para herramientas.
  • Atarse en al menos dos puntos si se usará una sierra de cadena.
  • Pararse únicamente en ramas robustas que soporten completamente el peso de los trabajadores. Buscar ramas podadas o rotas que puedan estar todavía en el árbol. Al apoyarse o tratar de trepar en estas podría producir una caída.
  • Usar elevadores de personal para trabajar en árboles que no brindan condiciones de seguridad para trepar en ellos.

En su reunión de seguridad

Converse con sus empleados sobre su plan de protección contra caídas. Revise las instrucciones de los fabricantes de sus equipos de protección contra caídas y tenga disponibles estas instrucciones para los empleados siempre que sean necesarias. Demuestre el tipo de daño que sus empleados deben buscar, cómo informar el daño, y el proceso para sacar del servicio el equipo dañado.

Otros pasos que cubrir incluyen:

El trabajo de poda de árboles es peligroso, especialmente para aquellos que se trepan al árbol a podar las ramas. Aunque el riesgo de caídas siempre existe, las inspecciones previas al trabajo, las inspecciones del equipo y el uso de equipo de protección apropiado pueden ayudarle a usted y a sus empleados a reducir al mínimo el riesgo de un accidente catastrófico.

The above evaluations and/or recommendations are for general guidance only and should not be relied upon for medical advice or legal compliance purposes. They are based solely on the information provided to us and relate only to those conditions specifically discussed. We do not make any warranty, expressed or implied, that your workplace is safe or healthful or that it complies with all laws, regulations or standards.