Las máscaras de soldadura pueden proteger los ojos y el rostro contra los destellos y las chispas, pero no protegen contra los humos tóxicos.

La soldadura produce una reacción química cuando el calor y la llama funden materiales entre sí. Esta reacción produce gases nocivos y otros humos que se elevan en el aire. Sin los controles adecuados, estos gases y humos rodean al soldador, penetran al interior de la máscara y llegan justo hasta su espacio respiratorio.

Sus trabajadores podrían padecer cáncer, daño pulmonar o diferentes enfermedades respiratorias si se ven sobreexpuestos a los humos de la soldadura.

Qué necesitan saber sus empleados

Asegúrese que sus empleados conozcan los materiales con los que están trabajando y cuáles son los riesgos para la salud. Cada material tiene su propio límite de exposición permisible (PEL) según lo identifica la Cal/OSHA.

Solamente trabaje en áreas con ventilación adecuada. Un sistema de ventilación por extracción localizada aleja los humos de la zona respiratoria del soldador. Los dispositivos como una campana de humos o una boquilla de aspiración colocada junto al trabajo que se está realizando producen los mejores resultados.

Si no hay sistemas de ventilación por extracción localizada disponibles, la ventilación general, sea este movimiento de aire natural o forzado, puede reducir la exposición a los humos en el área de trabajo. Si no están disponibles estas dos opciones, los trabajadores deben usar respiradores.

Qué necesitan hacer sus empleados

Antes de encender el soplete, limpien todas las superficies. Esto ayuda a eliminar cualesquier recubrimientos o sustancias que podrían producir exposiciones tóxicas adicionales. Otros pasos que deben realizar sus empleados incluyen:

  • Siempre que sea posible, utilizar un sistema de ventilación por extracción localizada según se explicó anteriormente.
  • Conocer cómo funciona la ventilación general, sus limitaciones y cómo usarla correctamente.
  • Saber dónde encontrar los respiradores si la extracción local y la ventilación general no están disponibles.
  • Los trabajadores deben colocarse en una posición de manera tal que puedan mantener los humos fuera de su zona respiratoria. Un trabajador al aire libre debe colocarse a barlovento (viento arriba) de los humos para que estos se alejen de él o ella. Un trabajador en interiores debe colocarse en el lado opuesto a la dirección que lleva el humo.

En su reunión de seguridad

Exponga y demuestre cómo usar su sistema de ventilación. La capacitación práctica ayuda a sus empleados a familiarizarse más con el equipo que utilizan, tales como los diferentes métodos de extracción de aire locales. Además, asegúrese de que comprenden cómo funciona la ventilación general y dónde encontrar los respiradores cuando los necesiten.

Hablando de respiradores, muestre a sus trabajadores el tipo de respirador que ellos necesitan, cómo usarlo y cómo darle mantenimiento.

Recuerde a sus empleados todos los riesgos de salud que son consecuencia de una sobreexposición a los humos de soldadura. Asegúrese de revisar las Hojas de Datos de Seguridad (SDS). Estas pueden identificar las sustancias nocivas con las que sus empleados trabajan. Usted puede encontrar el Límite de Exposición Permisible (PEL) para cada sustancia en la Tabla AC-1 de Cal/OSHA.

Las medidas de control adecuadas ayudan a eliminar los humos tóxicos del aire que sus trabajadores respiran.

Ellos son más eficaces en el trabajo y tienen un menor riesgo de padecer una enfermedad potencialmente fatal como el cáncer.

The above evaluations and/or recommendations are for general guidance only and should not be relied upon for medical advice or legal compliance purposes. They are based solely on the information provided to us and relate only to those conditions specifically discussed. We do not make any warranty, expressed or implied, that your workplace is safe or healthful or that it complies with all laws, regulations, or standards.