Como enfoque principal de su trabajo, los técnicos de rayos X operan máquinas de rayos X para propósitos médicos en un entorno de atención de la salud para proporcionar información de diagnóstico valiosa, que a menudo salva vidas. Pero este trabajo involucra más que posicionar la máquina y oprimir un botón. Los técnicos de rayos X deben conocer y prepararse para los peligros que pueden conllevar las diferentes tareas de su trabajo.

El deber principal de trabajo de un técnico de rayos X es operar las máquinas de rayos X médicos. Debido a que las máquinas de rayos X emiten radiación, es importante conocer los ajustes correctos de la máquina y los límites permisibles de exposición a dicha radiación. SIEMPRE esté alerta cuando el tubo de rayos X esté funcionando. Se deben mantener en buenas condiciones de funcionamiento todos los dispositivos de seguridad, tales como luces de aviso, blindajes y otros dispositivos. Entrénese en cómo ajustar, mantener y operar los equipos correctamente. Escóndase detrás de las paredes protectoras o use un mandil de resguardo cuando los rayos X estén en funcionamiento. Se puede usar un dosímetro personal para vigilar la exposición potencial del técnico a la radiación, y para asegurar que no sobrepasen los límites de seguridad.

Las máquinas de rayos X pueden estar en un laboratorio fijo de rayos X, o pueden ser máquinas portátiles utilizadas en entornos clínicos o quirúrgicos. En cualquiera de estos casos, el paciente que recibe los rayos X puede estar lesionado o sometido a procedimientos médicos y/o quirúrgicos que involucran sangre y otros fluidos del cuerpo. Asegúrese de tomar precauciones universales cuando trabaje con los pacientes. Use guantes en todo momento, así como gafas de protección, mascarilla y bata cuando sea necesario. Lave y esterilice los equipos después de cada uso como práctica para el control de infecciones; esto lo protege a usted y a sus pacientes.

Para lograr la mejor calidad en las películas de rayos X, los técnicos de rayos X necesitan manipular el equipo y el paciente para lograr un alineamiento perfecto. Al mover los equipos de rayos X, asegúrese de usar las técnicas ergonómicas correctas. Evite posturas estáticas y no trate de alcanzar demasiado lejos ni extienda su cuerpo de más tratando de mover algún equipo. Esté consciente de que los pacientes lesionados o que estén sufriendo dolores pueden reaccionar impredeciblemente. Pida ayuda a otros trabajadores al trasladar o asistir a los pacientes. Use las técnicas correctas al levantar objetos pesados, poniéndose de cuclillas y manteniendo la espalda recta para protegerse la espalda.

El revelado de películas de rayos X requiere el uso de diferentes tipos de productos químicos y equipo de procesado. Lea las hojas de datos de seguridad de materiales (MSDS, por sus siglas en inglés) para los productos químicos usados en el revelado, y asegúrese de saber cómo operar correctamente los equipos. Aprenda y entienda las proporciones de mezcla y los niveles de llenado para todos los productos químicos. Use guantes resistentes a los productos químicos y gafas contra las salpicaduras cuando trabaje con productos químicos líquidos.

Conozca los riesgos involucrados y esté preparado para ellos durante el uso de rayos X médicos y tenga una idea más clara de su propia seguridad.

The above evaluations and/or recommendations are for general guidance only and should not be relied upon for medical advice or legal compliance purposes. They are based solely on the information provided to us and relate only to those conditions specifically discussed. We do not make any warranty, expressed or implied, that your workplace is safe or healthful or that it complies with all laws, regulations, or standards.