Muchas industrias y negocios tienen sistemas de estantería (o anaqueles) en sus almacenes para depositar inventarios, productos y materiales. Esta es una excelente manera de utilizar el espacio disponible y mantener así las cosas organizadas. Sin embargo, al tener todo apilado a grandes alturas, sus empleados corren el riesgo de sufrir lesiones catastróficas o incluso la muerte, si el sistema llegara a fallar.

El riesgo más común con los sistemas de estanterías es el riesgo del colapso. Un componente dañado, posiblemente causado por la sobrecarga de la estantería o por los golpes repetidos de un montacargas, y todo se puede venir abajo, volcando su inventario sobre el sitio y atrapando a los trabajadores debajo.

Si un sistema de estantería falla, existe la probabilidad de que caerá sobre otras unidades creando un efecto dominó que plantea una amenaza todavía mayor a sus empleados.

Qué deben saber sus empleados

El daño al sistema no siempre es evidente. Los artículos colocados en la estantería podrían ocultar algunas áreas problemáticas, o un solo golpe de un montacargas podría no causar el accidente inmediatamente. Sin embargo, con el tiempo, el peso del inventario almacenado y colisiones adicionales del montacargas pueden causar más esfuerzo y deformación en el área dañada, aumentando la probabilidad de un colapso.

Qué deben hacer sus empleados

Como empleador, debe realizar una evaluación completa de sus sistemas de estantería al menos dos veces al año.

Mientras tanto, sus empleados deben siempre estar alertas para detectar daños evidentes tales como abolladuras, estantes pandeados, postes pandeados o agrietados u otras deficiencias similares.

Sus trabajadores deberán también hacer lo siguiente:

  • Reportar cualquier daño tan pronto se identifique.
  • Nunca exceder los límites de peso especificados en el manual de operaciones.
  • Utilizar suma precaución al operar un montacargas o un elevador de paletas.
  • Nunca operar un montacargas o elevador de paletas sin la debida capacitación y certificación.
  • Los operadores de montacargas deberán reportar cualesquier golpes, impactos u otro contacto con los estantes sin importar qué tan pequeños sean.
    • Usted, el empleador, entonces determina si ha ocurrido daño.

En su reunión de seguridad

Revise el manual de operaciones que viene con los sistemas de estantería, para que los empleados conozcan los límites de peso y las instrucciones de apilamiento. Asegúrese de que ellos sepan dónde encontrar el manual para referencia futura.

Dedique el tiempo necesario para revisar la estructura de estantería e identificar todos los componentes a fin de demostrar los tipos de daño que se debe buscar.

Otros temas a analizar incluyen:

  • Explicar el procedimiento correcto para reportar incidentes donde se causó el daño, o se detectó cualquier daño durante una inspección visual.
  • Mostrar a sus empleados cómo cargar y descargar materiales correctamente en los estantes.
  • Demostrar el método correcto de almacenar materiales en los estantes, y cómo distribuir uniformemente el peso.
  • Analizar la capacitación necesaria para los operadores de montacargas e indicar cuando esté disponible.
  • Revisar sus planes de respuesta de emergencia y analizarlos con su equipo sobre cómo ejecutarlos.

Al capacitar a sus trabajadores sobre qué deben buscar, usted tiene ojos y oídos adicionales disponibles para ayudarle a identificar signos de posibles problemas.

Usted puede entonces actuar rápidamente para abordar cualquier problema antes de que las cosas se vengan abajo.

 

The above evaluations and/or recommendations are for general guidance only and should not be relied upon for medical advice or legal compliance purposes. They are based solely on the information provided to us and relate only to those conditions specifically discussed. We do not make any warranty, expressed or implied, that your workplace is safe or healthful or that it complies with all laws, regulations, or standards.