El enchapado de metales deposita sobre la superficie una película de otro metal tal como estaño, zinc, níquel, cromo, plata, oro, etc. para protegerlos o cambiarlos. El método de enchapado varía según la superficie, el metal y el producto terminado, pero existen peligros comunes a todos ellos, que los trabajadores deben conocer.

Se usan sustancias químicas para preparar, limpiar y desengrasar la superficie antes de enchaparla. También se usan para aplicar el metal del enchapado, limpiar y pulir el producto. ES OBLIGATORIO que usted se capacite en la seguridad al manejar sustancias químicas y en los procedimientos correctos de trabajo. Lea las Hojas de Datos de Seguridad (SDS por sus siglas en inglés de Safety Data Sheet) para entender los peligros y el uso seguro de las sustancias químicas. Conozca cómo almacenar, transportar, mezclar y desechar correctamente las sustancias químicas y sus desperdicios.

Mezcle las sustancias químicas sólo según sus instrucciones. Mezclar sustancias químicas incorrectas puede generar gases venenosos, tales como el cianuro de hidrógeno o fosgeno. Las salpicaduras, gases o nieblas del enchapado, los ácidos y los baños para preparación de la superficie pueden estar calientes y ser peligrosos. Los solventes para limpieza pueden irritarle los ojos, la nariz y los pulmones. El pulido y esmerilado de los metales crean polvos nocivos. La exposición a largo plazo a esos riesgos puede causar envenenamiento y alergias.

Para protegerse la piel, use mangas y pantalones largos debajo de sus overoles resistentes a sustancias químicas, guantes de puño largo y/o un delantal. Use guantes resistentes al calor y a las sustancias químicas cuando maneje sustancias químicas o toque objetos enchapados. Elija zapatos o botas de seguridad de hule o de cuero con suelas antideslizantes. No se meta los pantalones a las botas. Use gafas de seguridad y/o una careta para protegerse los ojos contra salpicaduras de sustancias químicas, polvo o partículas en suspensión. Para protegerse los pulmones, use un equipo de respiración con los cartuchos de filtro correctos. Consulte a su médico periódicamente para descubrir cualquier exposición.

Las salpicaduras de líquidos calientes de los baños de enchapado y tanques de solventes pueden causar quemaduras. No deje caer los materiales a los baños, ni vierta los líquidos demasiado rápido. Para evitar exposición al vapor o gases de los baños, no meta los brazos dentro ni los pase por encima de ellos. Deje enfriar los materiales que salgan de los baños calientes o de los hornos de secado o templado antes de tocarlos. Mezcle las sustancias químicas con seguridad y despacio para evitar salpicaduras y explosiones. Use guantes y cúbrase toda la piel cuando trabaje alrededor de baños, tanques y materiales calientes. Piense antes de tocar superficies, equipos o productos calientes.

Inspeccione y mantenga su área de trabajo. Revise los equipos y los cordones eléctricos, y rotule y saque de servicio cualquiera que esté dañado para prevenir choques eléctricos. Use una buena ventilación y recolectores de polvo para evitar la acumulación de vapores y polvo, incendios y explosiones. Maneje y almacene correctamente las sustancias químicas. Practique el buen orden y aseo, y limpie los derrames para prevenir resbalones, tropezones y caídas.

No resulte atrapado y triturado por máquinas en movimiento, tales como grúas y bandas transportadoras. Use los procedimientos de bloqueado y etiquetado durante mantenimiento y al eliminar atoramientos. Use guantes fuertes de trabajo para prevenir cortaduras, pinchazos y raspones de herramientas filosas, bordes de láminas metálicas y depósitos filosos de metal en plantillas de productos y equipos. Protéjase contra los materiales transportados por encima de usted con un casco y prohibiendo que se transporten materiales por encima de los trabajadores.

7/13