El transporte comercial por camión es vital para nuestro sistema económico, pero esas millas por carretera pueden ser peligrosas si no se presta atención a la seguridad en el uso de los camiones.

El conductor del camión es el eslabón más importante en la seguridad en el uso de camiones. Manténgase saludable, en buenas condiciones físicas y bien descansado. La fatiga y falta de atención del conductor en el camino pueden aumentar la probabilidad de un accidente. Para mantenerse en máxima alerta mientras conduce, evite el uso de alcohol, drogas y medicinas que causan somnolencia. Infórmese y cumpla con los requerimientos de horas de trabajo que se aplican a usted. No haga otras tareas mientras conduce; mantenga la vista y la mente en el camino.

Las técnicas seguras de conducir también pueden reducir los accidentes de camiones. Obedezca los límites de velocidad marcados y los reglamentos locales de caminos. Siempre use su cinturón de seguridad. El cinturón de seguridad lo mantiene firmemente sujeto al camión, sin deslizarse por el asiento y en control del vehículo. Conduzca de forma defensiva y nunca piense que puede predecir las intenciones de otros conductores. Esté consciente de los “puntos ciegos” (donde no se pueden ver otros vehículos) y revíselos cuidadosamente antes de ejecutar maniobras lentas y deliberadas.

En el camino, mantenga una velocidad segura y suficiente distancia detrás del vehículo que le precede para poder detenerse con seguridad. Aléjese de conductores agresivos y no haga movimientos agresivos como exceso de velocidad, seguir demasiado cerca detrás de otro vehículo o cambios de carril abruptos y frecuentes. Siempre disminuya la velocidad en zonas de construcción u obras en el camino y cuando rebase a vehículos parados o descompuestos.

El equipo de seguridad más importante para un conductor de camiones es un vehículo y remolque con buen mantenimiento y debidamente inspeccionados. Haga inspecciones antes y después de cada viaje para confirmar que no haya desgaste o fallas. Asegúrese de que todos los frenos y el sistema de la dirección estén funcionando bien. Inspeccione las llantas para asegurar que estén bien infladas y no tengan desgaste excesivo. Revise los faros delanteros, las luces de frenos y las direccionales. El chasis y los sistemas de suspensión deben estar bien desde el punto de vista estructural, sin elementos de chasis rotos o rajados. Examine los espejos retrovisores, el parabrisas y las ventanillas para asegurar que no estén rajados ni dañados.

Asegúrese de que su camión esté equipado con equipos de seguridad tales como extinguidores de incendios y avisos de peligro para la carretera. El camión y el remolque deben tener las calcomanías y superficies reflectantes apropiadas. Los parachoques correctos deben estar instalados para evitar que coches pequeños puedan entrar por debajo del camión. Los sensores y dispositivos de advertencia en el panel de instrumentos deben funcionar correctamente.

Inspeccione el remolque y la carga para verificar su seguridad antes de conducirlos. Asegúrese de que el enganche del remolque y la quinta rueda estén bien sujetos. Verifique el factor de carga; las cargas deben estar equilibradas y bien sujetas. Los camiones tanque deben estar llenos al menos a las ¾ partes para evitar el oleaje interno y el peligro de vuelco.

¡Haga seguimiento a todo su arduo trabajo! Mantenga sus registros de inspección, registros de horas de servicio y registros de reparaciones y mantenimiento. Lea periódicamente los materiales de seguridad de camiones y asista a entrenamientos para practicar maniobras de seguridad y mantener su seguridad en el camino.

The above evaluations and/or recommendations are for general guidance only and should not be relied upon for medical advice or legal compliance purposes. They are based solely on the information provided to us and relate only to those conditions specifically discussed. We do not make any warranty, expressed or implied, that your workplace is safe or healthful or that it complies with all laws, regulations, or standards.