Los pintores aplican recubrimientos y pinturas a superficies interiores y exteriores de edificios en una amplia variedad de sitios de trabajo, usan sustancias químicas y se someten a exigencias ergonómicas y físicas.

Muchos de los trabajos de pintura se hacen a gran altura. Inspeccione las escaleras de mano diariamente, colóquelas debidamente y trabaje sobre ellas con seguridad. Asegúrese de que una persona capacitada haga la instalación de los andamios. No use escaleras o andamios provisionales que puedan romperse y causar una caída. Conozca cómo y cuándo usar correctamente las protecciones contra caídas.

Lea las hojas de datos de seguridad (SDS, por sus siglas en inglés) para informarse sobre las sustancias químicas contenidas en las pinturas y en los materiales que usted use para la preparación de la superficie. Aunque el material pueda ser a base de agua y rotulado como “natural”, aún puede contener ingredientes peligrosos. La buena ventilación le protege contra los gases de la pintura. Las cámaras de pintura a pistola, ventiladores, puertas y ventanas abiertas pueden introducir aire fresco a su espacio de trabajo.

Elija y use los equipos apropiados de protección personal. Gafas o anteojos de seguridad le protegen los ojos contra salpicaduras de pintura durante su mezclado y aplicación. Los guantes y overoles le protegen la piel contra la absorción de sustancias químicas. Use un equipo de respiración para protegerse contra polvos, partículas de pintura atomizada y los gases de solventes y pinturas.

La preparación de las superficies con lija y su limpieza pueden exponerle a polvos. Capacítese sobre los peligros que presentan el asbesto, el moho y el plomo. Asegúrese de que trabajadores capacitados eliminen estos peligros antes de que usted vaya a tocarlos y diseminarlos por el aire. Practique la buena higiene lavándose antes y después de su trabajo. Mantenga su ropa y zapatos de trabajo separados de los de su familia para evitar la contaminación en su casa.

La pintura es un trabajo físico, por lo que usted debe mantenerse sano y en buena condición física. Elija las herramientas correctas para la tarea a ejecutar. Use herramientas de mango largo para evitar tener que alcanzar muy lejos. Las asas deben ser suaves, antideslizantes y quedarle bien a sus manos. Pruebe diferentes modelos hasta encontrar el que le quede más cómodo.

La pintura involucra movimientos repetitivos y posiciones incómodas. Alterne sus tareas a lo largo del día y tome períodos de descanso para prevenir la fatiga. Use las técnicas correctas para levantar objetos pesados y protegerse la espalda. Use botas de trabajo cómodas con suelas antideslizantes que le den apoyo a los pies cuando esté de pie durante todo el día.

Al aire libre o bajo techo, todo el año, los sitios de trabajo de pintura lo exponen al calor y al frío. Vístase en capas ligeras para protegerse contra el sol y el frío. Practique el buen orden y aseo en el sitio de trabajo para prevenir resbalones, tropezones y caídas. Cuando trabaje solo, asegure el sitio de trabajo cerrando con llave las puertas; comunique a otras personas su ubicación y su hora prevista de regreso.

10/12/15