Los trabajadores en funerarias preparan los restos humanos para entierro o cremación. Al preparar los restos humanos usted puede quedar expuesto a peligros físicos y químicos. Use los buenos principios de ergonomía y tome precauciones universales de protección para salvaguardar su salud y su bienestar.

Al preparar los restos humanos, el primer paso generalmente es colocar el cuerpo en una mesa de embalsamar y quitarle la ropa y los artículos de joyería. Use buenas técnicas ergonómicas al mover el cuerpo, manteniendo la espalda recta y usando las piernas para levantar el peso y hacer otros movimientos. Tome el tiempo necesario. Mantenga el trabajo cerca del cuerpo y a una altura cómoda. Las mesas ajustables son ideales para esta tarea. Si los restos son demasiado pesados para manejarlos usted solo, pida ayuda o use un dispositivo para izar.

Si usted manipula las extremidades del cuerpo para aliviar la rigidez cadavérica, el peso y la resistencia de las extremidades pueden causarle esguinces y torceduras al moverlas. Mantenga la espalda recta y use los músculos de las piernas para hacer los movimientos. Evite esforzarse en exceso, alcanzar demasiado lejos, y pida ayuda si la necesita.

Al usar jabón o germicida para lavar el cuerpo, use gafas de seguridad para protegerse los ojos contra las salpicaduras. Use guantes, overoles y un delantal impermeable. La exposición repetida a estos limpiadores puede causar resequedad, irritación de la piel y sensibilidad de la piel o alergias.

Después de la limpieza, si hace suturas o si trabaja en la cavidad del cuerpo, use guantes y gafas de seguridad. Use las agujas de sutura y otros instrumentos filosos con cuidado para evitar pinchazos. Sepa dónde tiene las manos en todo momento. Cubra y evite tocar los extremos filosos de los huesos que puedan causar raspaduras o pinchazos. Tome precauciones universales en todo momento para prevenir la exposición a agentes patógenos potenciales en la sangre, a la sangre y los fluidos corporales del difunto. Estas exposiciones pueden incluir el VIH (virus de inmunodeficiencia humana) y la hepatitis B y C. No existen vacunas para prevenir la transmisión del VIH ni de la hepatitis C, pero debe considerar vacunarse contra la hepatitis B.

Las sustancias químicas usadas para embalsamar (formaldehído, glutaraldehído, metanol y etanol) tienen como propósito la conservación de los tejidos muertos, y pueden ser muy peligrosos para los trabajadores. El formaldehído es un “agente carcinógeno probable en los humanos” según la Agencia de Protección Ambiental. La exposición ocurre al respirar el formaldehído o al entrar éste en contacto con la piel o los ojos. Cal/OSHA tiene límites ocupacionales para el formaldehído y puede exigir vigilancia del aire para determinar los niveles de exposición de los trabajadores y las medidas de control necesarias contra este peligro. Para obtener más detalles sobre la reglamentación del formaldehído, conéctese al sitio en Internet http://www.dir.ca.gov/title8/5217.html.

Consulte las hojas de datos de seguridad (SDS, por sus siglas en inglés) de todas las sustancias químicas que usted use con el propósito de conocer sus peligros, los procedimientos seguros de trabajo y los equipos de protección personal (PPE, por sus siglas en inglés) requeridos. Use métodos de ventilación directa durante el proceso de embalsamamiento y use siempre sus guantes y gafas de seguridad al trabajar con líquidos de embalsamar.

El trabajo en funerarias puede producir estrés debido a las horas inusuales, los frecuentes trabajos urgentes y los efectos emocionales de lidiar con la muerte. Un buen cuidado personal con buena nutrición, entrenamiento de la fuerza y suficiente sueño puede ayudarle a sobreponerse a las exigencias de esta ocupación esencial.

7/13