El concreto no es solo una mezcla de cemento y agua, contiene algunos componentes muy peligrosos.

Los compuestos alcalinos tales como la cal pueden ser corrosivos para la piel. El cromo causa reacciones alérgicas. Y está también la sílice, una sustancia perjudicial para los pulmones que es tan peligrosa que provocó la implementación de regulaciones más estrictas en California, y en todo el país, en el transcurso de los últimos 18 meses.

Los riesgos de contraer enfermedades o lesiones dependen del nivel y tiempo de exposición, y también de la sensibilidad de la persona.

Lo que sus empleados necesitan saber acerca del concreto

La inhalación del polvo de cemento puede ocurrir cuando los trabajadores vacían las bolsas de cemento seco para fabricar el concreto, al cortar losetas de trabajo de concreto y al utilizar martillos neumáticos para romper una acera o carretera durante los trabajos de reparación.

Esta exposición puede causar irritación de nariz y garganta. El estar expuesto a largo plazo al polvo del concreto que contiene sílice cristalina puede causar una enfermedad pulmonar incapacitante llamada silicosis.

Sin embargo, no hay que preocuparse solamente por los problemas respiratorios, si el polvo de cemento o el concreto húmedo entran en contacto con la piel, se pueden desarrollar quemaduras, erupciones e irritaciones cutáneas.

Además, si el polvo de concreto o el cemento hacen contacto con los ojos, pueden ocurrir reacciones inmediatas o a largo plazo, que van desde enrojecimiento hasta quemaduras químicas dolorosas.

Lo que sus empleados necesitan hacer

Para minimizar el riesgo de contacto con la piel y los ojos, use el equipo de protección personal (PPE) adecuado.

Para prevenir la inhalación del polvo de cemento:

  • Humedezca el área de trabajo para evitar que el polvo se levante, y para los productos de mampostería, use métodos de corte en húmedo en vez de cortar en seco.
  • Use métodos de control de ingeniería, tales como aspiradoras, para eliminar el polvo en el aire.
  • Si no se puede evitar el polvo, use protección respiratoria adecuada, la cual debe estar aprobada por el Instituto Nacional para las Salud y Seguridad Ocupacional (NIOSH). Además, se debe proporcionar mascarillas respiratorias al ser solicitadas.
  • Mezclar el cemento seco en áreas bien ventiladas.
  • Recuerde lavarse las manos y el rostro antes de comer, beber o usar el inodoro. Y, si el concreto húmedo o seco hace contacto con su piel, lávese lo más pronto posible.

Qué temas cubrir en su reunión de seguridad

Demuestre y explique en qué circunstancias usar cada uno de los métodos de control antedichos. Por ejemplo, el método en húmedo se considera como la principal línea de defensa para minimizar el riesgo de inhalación de partículas de polvo. Pero no siempre es el indicado.

En techos, no se debe utilizar el método húmedo porque crea un riesgo de resbalones y caídas para sus trabajadores. En ese caso, se debe usar sistemas de recolección de polvo por succión.

Además, revise y demuestre cómo se debe usar el equipo de protección personal, y asegúrese que sus empleados conozcan dónde están ubicados las estaciones de lavado y los botiquines de primeros auxilios.

Al trabajar con cemento, la piel, los ojos, los pulmones y otros órganos internos están todos en riesgo. Existe la posibilidad de lesiones de corto plazo y de largo plazo. Pero será menos el riesgo para sus trabajadores si usan la ropa adecuada y se controla la cantidad de partículas de polvo que se emiten al aire. Esto asegura que ellos estén disponibles todos los días para ayudarle a terminar sus proyectos, minimizando el riesgo de retrasos costosos.