Las sustancias corrosivas son materiales tan poderosos que pueden dañar o destruir metales. En los seres humanos, pueden atacar y destruir por acción química los tejidos del cuerpo tan pronto como entren en contacto con la piel, los ojos o los pulmones. Aunque las sustancias corrosivas pueden ser peligrosas, no necesariamente son nocivas si se manejan, se almacenan y se desechan en forma segura. Todas las personas que trabajen con sustancias corrosivas deben estar conscientes de sus peligros potenciales y observar todas las precauciones de seguridad, las recomendaciones de manejo y los procedimientos de almacenaje aplicables.

Las sustancias corrosivas están presentes en casi todos los sitios de trabajo, ya sea por sí solos o contenidos en otros productos. Los ácidos corrosivos comunes incluyen los ácidos clorhídrico, sulfúrico, acético y nítrico. Las bases o álcalis comunes incluyen el hidróxido de amonio, hidróxido de potasio e hidróxido de sodio (soda cáustica). El cemento contiene cal, que es un compuesto base o cáustico. Los compuestos de limpieza pueden contener ácidos o bases. Antes de usar un material, siempre lea su SDS para saber qué contiene ese material y averiguar cómo usarlo en forma segura.

Las sustancias corrosivas pueden quemar o destruir los tejidos del cuerpo por contacto. Mientras más fuerte o más concentrada sea la sustancia corrosiva, y mientras más tiempo esté en contacto con el cuerpo, más graves serán las lesiones que produce. Algunas sustancias corrosivas son tóxicas y pueden causar otros efectos nocivos para la salud. Consulte la SDS y la etiqueta del recipiente para obtener las advertencias sobre posibles efectos a la salud.

Seguir estas prácticas básicas de seguridad en el trabajo le ayudará a protegerse a sí mismo y a sus compañeros de trabajo contra los peligros que presentan las sustancias corrosivas:

  • Obtenga y lea las SDS de todos los materiales con los que usted trabaja
  • Esté consciente de todos los peligros que presentan (incendio, peligros a la salud, reactividad) los materiales con los que usted trabaja
  • Conozca cuáles de los materiales con los que usted trabaja son corrosivos
  • Use los equipos de protección personal apropiados cuando trabaje con sustancias corrosivas
  • Almacene las sustancias corrosivas en recipientes apropiados y alejadas de materiales incompatibles
  • Almacene, maneje y use las sustancias corrosivas en áreas bien ventiladas
  • Maneje los recipientes en forma segura para evitar dañarlos
  • Dispense las sustancias corrosivas con cuidado y mantenga los recipientes cerrados cuando no estén en uso
  • Añada las sustancias corrosivas lentamente al agua y revuélvalas con cuidado cuando la tarea requiera mezclar una sustancia corrosiva con agua. (La regla a recordar: Siempre vierta el ácido. Esto también se aplica a las bases.)
  • Maneje y deseche los desperdicios corrosivos de forma segura
  • Mantenga el buen aseo general, el aseo personal y el mantenimiento de los equipos
  • Infórmese sobre cómo enfrentar las emergencias (derrames, incendios, lesiones) que involucren sustancias corrosivas
  • Siempre observe las reglas de salud y de seguridad que se apliquen a su trabajo

En caso de que alguna sustancia corrosiva entre en contacto con usted, quítese la ropa contaminada, enjuáguese de inmediato y obtenga atención médica.

10/12/15