El transporte acuático describe barcos mercantes y de abastecimiento, remolcadores, transbordadores, gabarras, barcos de crucero, y otras embarcaciones navegando en océanos, lagos, ríos, canales, y puertos. La capacitación, conocimiento de las normativas acuáticas y de navegación, y las prácticas de trabajo seguras permiten que su tiempo de navegación sea seguro.

Al operar equipos en el agua, usted está expuesto al sol, al viento y a las inclemencias del clima. Vístase con ropa en capas para poder regular su temperatura y la exposición al sol. Las botas de trabajo robustas le protegen sus pies y evitan que resulten aplastados por equipos pesados. Una suela antideslizante le ayuda a permanecer de pie mientras trabaja en superficies mojadas y en movimiento. Considere el uso de tacones en las botas para que le ayuden a trepar por escaleras.

Los resbalones, los tropiezos y las caídas pueden ser graves en un barco. Además de rasguños, torceduras o fracturas como consecuencia de una caída, podría caerse sobre la borda. Mantenga las áreas de trabajo sin agua estancada. Dé mantenimiento a las superficies antideslizantes con recubrimientos náuticos especiales. Al trabajar cerca de las bordas del barco, permanezca detrás de la baranda o amárrese a un punto de anclaje robusto y con capacidad suficiente en el barco, utilizando una línea salvavidas o protección contra caídas.

Obtenga la capacitación que usted necesita para realizar sus tareas de trabajo de manera segura; si tiene dudas, pregunte. En cualquier parte donde se junten el agua con los sistemas eléctricos, tenga precaución adicional para prevenir choques eléctricos. Si usa pintura, limpiadores u otros productos químicos, conozca las propiedades químicas y los peligros de estos materiales. Tenga suma precaución al cargar combustible o al trabajar cerca de tanques y tuberías de combustibles a fin de evitar incendios y explosiones.

Tenga presente los espacios confinados a bordo, y planifique de manera segura el trabajo antes de soldar, esmerilar o realizar cualquier otro trabajo peligroso. Tenga precaución cerca de sogas, maquinaria en movimiento y equipos. Mantenga en posición las guardas para prevenir enredos accidentales. Use buenas prácticas de aseo y limpieza con las sogas y líneas para prevenir lesiones graves. Mantenga su buen estado físico y use buenas técnicas ergonómicas para las tareas de levantamiento de cargas y la agilidad para desplazarse a través de espacios restringidos y en movimiento. Evite colocarse en posturas inusuales al realizar las tareas del trabajo y al levantar objetos.

Observe las prácticas seguras de navegación y mantenga un ojo vigilante sobre el estado del tiempo; monitoree el estado del tiempo antes y durante su viaje. Conozca qué tipo de condiciones climatológicas puede soportar su embarcación (y su carga). Mantenga cuadros actualizados y conozca las normas operativas y de navegación de las aguas en las que navega. Conozca su barco, su capacidad y capacidad nominal de carga, cargue y almacene los materiales en una forma segura y en cumplimiento de las normativas aplicables.

El sol y el agua aseguran que siempre hay abundantes tareas de mantenimiento necesarias en las embarcaciones. Lleve a cabo las inspecciones de equipos y el mantenimiento según los programas para evitar desperfectos. Lleve siempre suficiente combustible, herramientas y repuestos a bordo en caso de desperfectos o emergencias. Compruebe sus métodos de comunicación. Presente un “plan de flota” antes de zarpar para que alguien en tierra firme sepa dónde estará usted y la fecha y la hora de su retorno.

En una emergencia en el agua, quizá tenga que depender de sus propios recursos y capacitación, dependiendo de su ubicación y las circunstancias. Lleve a bordo la cantidad correcta de chalecos salvavidas, trajes de inmersión, balsas, etc. Manténgalos accesibles y en buen estado de funcionamiento. Lleve a bordo suficientes alimentos, agua y suministros de primeros auxilios para servicios de todos los pasajeros en caso de emergencia. Todos a bordo deben conocer los procedimientos de emergencia y la ubicación de los suministros de emergencia. Conozca los efectos de la hipotermia y cómo maximizar sus probabilidades de sobrevivencia y rescate. Si es necesario, realizar simulacros de seguridad.