Los trabajadores de la limpieza (en inglés “janitors”, “custodians”, “housekeepers”) que proporcionan servicios en casas, escuelas y oficinas enfrentan una variedad de tareas y peligros. Prepárese para ellos buscando instrucción y capacitación para el trabajo de limpieza que desempeñará.

Calce zapatos cómodos y antiderrapantes para evitar resbalones y caídas y vista camisas de manga larga y pantalones largos. Use guantes resistentes a sustancias químicas y gafas protectoras contra salpicaduras cuando vierta, mezcle y use sustancias químicas. Los guantes de trabajo protegen las manos cuando realiza trabajos pequeños. Las gafas de seguridad protegen los ojos contra los desechos y el polvo. Lávese las manos antes de fumar o comer y entre tareas para tener una buena higiene personal.

Usted usa sustancias químicas para limpiar, desinfectar y quitar la pintura de las superficies; lea sus hojas de datos de seguridad (SDS). Ya que las sustancias químicas frecuentemente están concentradas, conozca la proporción correcta para mezclarlas y usarlas. Permanezca en áreas bien ventiladas y nunca mezcle sustancias químicas a menos que el fabricante le haya indicado que lo haga. Tenga cuidado cuando se encuentre cerca de agua caliente para evitar quemaduras.

Las tareas de limpieza incluyen levantamiento pesado, manejo de materiales y movimientos repetitivos. Para evitar torceduras o lesiones de la espalda, mantenga fuertes sus músculos y estírese antes, durante y después del trabajo. Tome mini descansos a través del día y alterne sus tareas. Aprenda las técnicas de levantamiento apropiado y conozca qué puede levantar de manera segura; pida ayuda con las cargas pesadas o voluminosas.

Las carretillas, los recipientes rodantes y los carritos de limpieza ayudan a mover cargas pesadas y mantienen los suministros cerca de usted. Manténgalos en buenas condiciones con las ruedas bien lubricadas. Mantenga la carga frente a usted e inclínese en la dirección a la que va. Empuje la carga; tirar de ella puede causar torceduras y lesiones. Esté atento a las personas, obstáculos, inclinaciones y huecos en el camino. Recuerde, cuando trabaje en las alturas, practique la seguridad con las escaleras.

El mantenimiento del piso es el deber principal de los trabajadores de la limpieza. Realice el mantenimiento de los pisos cuando haya pocas personas alrededor y siempre use las señales de advertencia de piso mojado en los pisos mojados y los derrames. Trapear y barrer son movimientos repetitivos, así que evite sujetar los implementos de limpieza demasiado fuerte y use la postura adecuada. Las aspiradoras y las máquinas de piso deben inspeccionarse diariamente antes de usarlas; mantenga los cordones enrollados y cerca de usted para evitar tropiezos.

Sacar la basura, el reciclado, el papel y los desechos del lugar de trabajo es una buena práctica de limpieza y prevención de incendios. Las bolsas de basura pueden contener vidrios quebrados y otros materiales afilados, así que use guantes de trabajo y lleve la carga alejada de su cuerpo. La basura puede contener materiales y agujas que están contaminados con sangre y otros fluidos corporales. Nunca meta la mano en un recipiente de basura y no lo comprima con el pie.

Conozca los peligros comunes que existen en su entorno de trabajo. Ya que usted se desplaza por todo el edificio, podría ser el primero en descubrir uno. Coloque una señal de advertencia cerca del peligro y repórtelo de inmediato. La seguridad depende de usted.

10/12/15